Biografía

Cándido Fernández Mazas –“individuo armónico de aptitudes múltiples”– en palabras de Carlos Gurméndez, pertenece a la generación de jóvenes que, nacidos con el  siglo XX, fallecen prematuramente. Por distintos avatares geográficos y personales han permanecido en la penumbra de la historia. Su vida va a transcurrir pareja a la evolución y a los acontecimientos determinantes de su siglo.

Seguir leyendo “Biografía”

Presente ausencia

Julio López Cid

En realidad, casi todo lo que nosotros somos se lo debemos al Dichi”. Por su corte aforístico, esta frase lo mismo podría ser una declaración de principio que la respuesta a la pregunta clave de una entrevista sobre las generaciones, tan al uso, o —por qué no— el comienzo de una narración de intriga. En realidad, no fue sino el sincero aunque tardío acto de contrición que oí de boca de Ernesto Gómez del Valle[1] a finales de 1960, pienso que en Los Milagros, donde en aquel tiempo viví cerca de un año convaleciendo de una grave operación, pues al responder a mi absoluta perplejidad: “Y ¿quién es el Dichi?, Ernesto comentó, entre otras cosas, que años atrás, durante una de sus crisis, Cándido Fernández Mazas, el Dichi, había estado también en Los Milagros. Seguir leyendo “Presente ausencia”

Ars moriendi

Óscar Rodríguez de Dios

La poética de Fernández Mazas

Y apurar la indecisión es aniquilarse: Mejor esto último.
Matisse nació de este aniquilamiento.

En el fondo, o en la forma, buscamos la huella; lo que hay de un artista realmente en su obra. Sus inquietudes, sus recorridos vitales. Un pulso, un latido, una forma de proceder en la realidad. Si nos quedásemos sólo con su obra gráfica, con sus dibujos, sus grabados, o sus pinturas, a pesar de la vocación discontinua de su obra, de las partes desaparecidas de la misma, tendríamos la posibilidad de un retrato plausible de Cándido Fernández Mazas. Seguir leyendo “Ars moriendi”

Un Poeta (dramático) perdido en la niebla

Javier Navarro de Zuvillaga

El título de mi artículo expresa la sensación que tengo en relación con Cándido Fernández Mazas. Lo único que sabía de su existencia era lo que más de una vez oí decir a Eugenio Granell: que fue él quien le enseñó los primeros ejemplares de la revista Minotaure y le introdujo en el arte de vanguardia. Yo, entonces más enfrascado en la obra granelliana, no averigüé más. Por otra parte, y a la vista de lo poco que queda de su obra (hizo mucho para lo poco que vivió), lo difícil que ha sido reunirla y lo tapada que estaba su memoria, tampoco era fácil saber. Seguir leyendo “Un Poeta (dramático) perdido en la niebla”

Mazas, poeta creador de la amistad

Eugenio F. Granell

Fui muy afortunado habiendo sido amigo de Fernández Mazas. Lo conocí en Madrid. Acababa de llegar de Francia, su amistad fue un premio gordo de la lotería vital, lo que basta para sentirme ufano de mi paso por la tierra. Muchas veces crucé Madrid desde mi pensión en la calle Atocha hasta la de Lista, donde Mazas vivía en el estudio de Arbós, que cuando se fue en el  verano siguió Mazas ocupándolo durante los primeros meses de la guerra. Seguir leyendo “Mazas, poeta creador de la amistad”

Rasguño

Miguel Copón (Miguel Ángel Ramos)

Nos informa el Tesoro… De Covarubias desde su siglo XVII que debuxar es “delinear alguna figura sin darle color ni sombras, sino tan sólo tomarle los perfiles”, resulta claro que la definición conviene de la forma complejamente exacta no sólo de la obra de Cándido Fernández Mazas, sino que en sus declaraciones sobre lo que sea esta tarea, sus ideas se acercan a los criterios ascéticos de reducción propuestos por este diccionario. Reducir como método de encontrar los perfiles. Este mismo texto sería un dibujo, de seguir estas indicaciones, pues un retrato, bien sea de un autor, un tema o una perspectiva sobre ambos, ha de operar necesariamente sobre este criterio. Seguir leyendo “Rasguño”